El Headrick de la ENJ

Defecto


Ver También: Acumulación del Defecto  Apelación, Defecto del apelante Apelación, Incomparecencia del Apelante  Casación, Defecto del Recurrido Descargo Judicial   Inasistencia   Perención, De sentencias en defecto  Terminología

Contenido

Normativa

Legislación

Jurisprudencia

Audiencia para conocer medida de instrucción

Cuando la Corte ordena una medida de instrucción y fija audiencia para el conocimiento de la misma, si el recurrente no comparece y el recurrido solicita el descargo puro y simple, la Corte no está obligada a acoger dicho pedimento, pues la audiencia no fue fijada para conocer el fondo del asunto. No. 78, Pr., Jul. 2009, B. J. 1184.

Ante el Juez de envío

Los Jueces de envío deben hacer uso de todos los documentos aportados al proceso, aún cuando haga defecto la parte gananciosa en casación, pues las conclusiones del compareciente sólo pueden ser acogidas si son justas y reposan en prueba legal.[2]

Del Demandante

Aunque el demandante haga defecto, el Juez no puede desestimar la demanda si el demandado, en lugar de solicitar un simple descargo, fórmula conclusiones al fondo, pues en ese caso el Juez debe estudiar la procedencia de esas conclusiones.[3]

El Artículo 149 del Código Procedimiento Civil en su nueva redacción (Ley No. 845 de 1978) no excluye el defecto por falta de concluir. Por otra parte, en caso de defecto del demandante, el Juez no está obligado a pronunciar el descargo puro y simple de la demanda más que si se lo pide el demandado. Pero si éste guarda silencio al respecto y concluye al fondo, el Juez está obligado a estatuir sobre el fondo.[4]

Cuando el Juez descarga pura y simplemente la demanda porque el demandante hace defecto, la apelación de éste es inadmisible.[5]

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia que pronuncia el defecto del demandante y descarga al demandado no le impide al demandante interponer una nueva demanda, por lo que no es susceptible de apelación. No. 28, Pr., Ene. 2010, B.J. 1190.

El artículo 434 del C. Pr. Civ. sólo prevé el descargo puro y simple del demandado en caso de defecto del demandante por falta de concluir al no presentarse su abogado a la audiencia, pero tal descargo también es posible cuando el abogado del demandante ha concurrido a la audiencia y presenta una excepción o un incidente, sin concluir al fondo, previa puesta en mora de hacerlo.No. 69, Pr., Mar. 2009, B. J. 1180.


En Apelación

Si no se notifica la sentencia de Primera Instancia, la de apelación dictada en defecto priva al defectuante del derecho de defensa.[6]

Si la parte demandada apela sobre la base de que la acción estaba prescrita, el Juez de apelación estaba en el deber de dar motivos acerca de esa excepción, aún en el caso de que el apelante no asistiera a la audiencia a concluir.[7]

Aún en caso de hacer defecto en apelación el trabajador despedido, el Juez estaba en la obligación de examinar la litis para determinar si había habido justa causa y se casa la sentencia que acoge las conclusiones del patrono sin dar motivos.[8] [9]

Al no existir en materia laboral el recurso de oposición, toda sentencia se presume contradictoria. La Cámara en grado de apelación no puede, en vista del defecto del apelante, pronunciar el descargo puro y simple de la apelación, sino que debe juzgar el fondo del proceso en virtud del efecto devolutivo de la apelación. (Artículo 60 de la Ley No. 637 de 1910 sobre Contratos de Trabajo).[10] [11] [12] [13] [14]

Si el intimado pide el descargo puro y simple de la demanda, el Tribunal debe limitarse a pronunciarlo sin examinar el fondo; pero si el intimado concluye al fondo, el Tribunal está obligado a estudiar el mérito de la apelación.[15] [16]

Igual principio se mantiene en el texto de los Artículos 522 y 532 del nuevo Código Trabajo, que impone a los Jueces establecer los hechos del caso aun en ausencia de ambas partes.[17]

El hecho de que la empresa no comparezca a la audiencia de presentación de pruebas y discusión del caso no implica que haya abandonado el proceso en apelación. Su inasistencia no libera a los trabajadores de aportar la prueba de la justa causa de su dimisión, ni al tribunal de sustanciar el proceso, máxime cuando los trabajadores habían sucumbido en primer grado, al no probar sus pretensiones. No. 4, Ter., Jul. 1999, B.J. 1064.

Incurre en un error el juez de segundo grado que, en virtud del defecto que hizo la parte civil, revoca el aspecto penal que había dispuesto el descargo de los prevenidos en primera instancia. El defecto debió circunscribirse al aspecto civil, y no podía afectar la sentencia irreversible en el aspecto penal. No. 55, Seg., Nov. 1999, B.J. 1068.


En materia laboral

El hecho de que en materia laboral todas las sentencias sean reputadas contradictorias (Art. 540 C.Tr.) y de que por ende no exista el recurso de oposición, en modo alguno impide al Tribunal pronunciar el defecto sobre aquél que no comparezca o no presente conclusiones. No. 33, Ter., Jul. 2007, B.J. 1160

Motivación

El hecho de que el demandado incurra en defecto no autoriza al juez a acoger las conclusiones del demandante sin examinar las pruebas y motivar su decisión. No. 19, Ter., 10 Dic. 1997, B.J. 1045.

No Comparecencia

Después de que la instancia se ha ligado, no es a la persona que se cita, sino a su abogado que se notifica. En materia civil es obligatorio el ministerio de abogado. Al no comparecer éste a la audiencia en la Corte de Apelación, el apelado solicitó el defecto. El Juez pronunció el descargo sin examinar el fondo. Su sentencia se reputa contradictoria y contra ella el recurso de oposición es inadmisible.[18] [19]

La Ley No. 845 de 1978 estableció para el procedimiento comercial y ante los Jueces de Paz que la sentencia en defecto contra el demandante que no compareció debe reputarse contradictoria. Debe decidirse por analogía que la sentencia dictada en materia civil que pronuncia el defecto del demandante y el descargo puro y simple del demandado debe reputarse contradictoria. Lo contrario sería mantener una desigualdad procesal en detrimento de los asuntos civiles, donde estas sentencias no adquirirían la autoridad de la cosa juzgada, teniendo el demandante, en caso de defecto, solamente la posibilidad de reintroducir su demanda. Reputándose contradictoria, se iguala la situación procesal en los tres casos, quedando la sentencia susceptible de ser impugnada por la vía de la apelación. En apelación se justifica con mayor razón que estas sentencias se reputen contradictorias, lo cual permite que sean impugnadas mediante el recurso de casación.[20]

Después de la audiencia en el Tribunal Superior Tierras, uno de los abogados solicitó la celebración de una nueva audiencia, alegando que había estado padeciendo graves problemas de salud. Pero como el recurrente pudo ser representado por su otro abogado, este alegato carece de fundamento.[21]

Frente a la inasistencia de una parte, debidamente citada, los Jueces no están obligados a fijar nueva audiencia para dar a ésta la oportunidad de presentar defensa sobre el fondo, salvo el caso de que la audiencia a la que incompareció estuviese destinada a la celebración de una medida de instrucción y que su citación no haya sido para el conocimiento del fondo.[22]

Si la recurrente fue debidamente citada para la audiencia en que debió conocerse el fondo, su inasistencia no impedía que la audiencia cumpliera con sus fines.[23]

Una sentencia, aunque no pronunció el defecto, tiene esa característica, toda vez que consigna el hecho de que la acusada no asistió a la audiencia. Como no se le notificó la sentencia, el recurso de oposición está abierto y el recurso de casación es inadmisible.[24]

Falta de Concluir

La apelante persiguió la fijación de la audiencia para conocer su recurso y emplazó al apelado para comparecer. El apelado notificó conclusiones por las cuales la invitaba a depositar documentos y a tomar comunicación de los depositados por él, sin concluir al fondo. El apelado fue condenado en defecto e hizo oposición, en la cual tampoco presentó conclusiones al fondo, por lo que fue correcto confirmar la sentencia oponida.[25]

En materia civil se produce el defecto por falta de concluir cuando el abogado no concluye sobre el fondo, sino sobre una excepción, o promueve un incidente o solicita una medida de instrucción.[26] [27]

El abogado solicitó oralmente en audiencia una comunicación de documentos y un plazo de 15 días para depositar conclusiones. No obstante habérselo concedido el indicado plazo, no obtemperó a las medidas, por lo cual se declaró su defecto y se falló el fondo, lo cual fue correcto.[28]

Cuando el defecto se declara por falta de concluir del apelante, la sentencia se reputa contradictoria y es susceptible del recurso de casación.[29]

El demandado apelante se limitó a proponer una excepción y a solicitar una medida de instrucción. El Juez pronunció el defecto, Artículo 149 Código Procedimiento Civil, reformado por la Ley No. 845 de 1978. No se violó el derecho de defensa del recurrente.[30]

Frente a la reticencia del recurrente en concluir al fondo, el Tribunal pronunció el defecto sin incurrir en violación al Artículo 150 del Código Procedimiento Civil.[31]

Falta de Notificación de Defensas

El demandante pidió comunicación de documentos y subsidiariamente que se pronunciara el defecto contra el demandado por no haber notificado sus defensas. Procede solamente ordenar la comunicación, porque entre los documentos podría figurar la defensa que se alega no fue notificada.[32]

Cuando el abogado asiste a la audiencia a concluir en representación de su cliente, no puede pronunciarse el defecto contra ese litigante, aún cuando el abogado no hubiese notificado previamente sus defensas, pues la única sanción es que no puede perseguir la fijación de la audiencia ni ampararse en ella para solicitar el defecto de su adversario, según el Artículo 1 de la Ley No. 1015 de 1935.[33]

Incompetencia

Mientras se recurra contra la sentencia en que el Juez se declaró competente, no se puede estar en defecto por falta de concluir.[34]

Motivación

Aun las sentencias en defecto deben contener motivos.[35] [36]

El hecho de que el demandado incurra en defecto no autoriza al juez a acoger las conclusiones del demandante sin examinar las pruebas y motivar su decisión. No. 19, Ter., 10 Dic. 1997, B.J. 1045.

Necesidad y uso de las Pruebas

No puede el Juez fallar en favor de la parte demandante sin que aporte pruebas de sus alegatos, aún estando en defecto la demandada.[37]

El Artículo 150 Código Procedimiento Civil, tanto en su antigua redacción como en la modificada por la Ley No. 845 de 1978, subordina el acoger las conclusiones del demandante, en caso de defecto del demandado, a la prueba de los hechos alegados en la demanda y al Juez fallar conforme a derecho.[38]

No obstante el defecto en que incurrió el patrono, el tribunal estaba en la obligación de examinar los méritos de la demanda y el trabajador mantenía su obligación de probar el despido alegado.[39] [40]

Notificación

Según el Artículo 61 de la Ley 637 sobre Contratos de Trabajo, toda sentencia de un tribunal de trabajo se reputa contradictoria, razón por la cual no se aplica el Artículo 156 del Código Procedimiento Civil que prescribe que en toda sentencia dictada en defecto debe comisionarse a un alguacil para su notificación.[41]

La finalidad del Artículo 156 del Código Procedimiento Civil es que las sentencias en defecto lleguen a conocimiento del defectuante para que éste pueda ejercer el recurso correspondiente, sin que resulte afectada la sentencia que omite el alguacil para la notificación porque puede hacerse con posterioridad mediante auto del Juez.[42]

Pronunciamiento

Aun cuando el defecto no sea formalmente pronunciado por los jueces, se reputa como pronunciado. No. 74, Seg., Abr. 1999, B.J. 1061.

Solicitud de nueva audiencia por el defectuante

Los jueces no están obligados a darle oportunidad al defectuante, que fue debidamente citado, de presentar sus defensas en una nueva audiencia, salvo que haya sido convocado a una medida de instrucción y no para concluir al fondo. No. 79, Ter., Jul. 1998, B.J. 1052.

Doctrina

  • GÓMEZ [hijo], Manuel U. Que recurso le queda al demandante cuando se ha obtenido contra él una sentencia en defecto. Santo Domingo, 1914. 39h. Mecanografiadas.
  • GUZMÁN A., Fabio J. EL procedimiento en defecto en materia civil y comercial después de las reformas de la ley 845 de 1978. Santiago: Universidad Católica Madre y Maestra, 1980. 138p (Colección Estudios no. 69)

Referencia

  1. República Dominicana [Códigos] Código de Procedimiento Civil. Promulgado en Agosto del 2007
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 764. Año 1805º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 770. Año 48º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 865. Año 2415º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 878. Año 167º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 720. Año 2750º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 742. Año 2284º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 775. Año 1158º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 776. Año 1376º
  10. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 959. Año 12º
  11. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1058. Año 534º
  12. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 748º
  13. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1060. Año 673º
  14. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 632º, 646º
  15. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 962. Año 18º
  16. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 971. Año 1423º
  17. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1063. Año 863º
  18. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 957. Año 830º
  19. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 957. Año 853º
  20. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 969. Año 1047º
  21. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 995. Año 971º
  22. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1052. Año 871º
  23. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1054. Año 941º
  24. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1057. Año 237º
  25. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 805. Año 2484º
  26. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 861. Año 1277º
  27. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 950. Año 24º
  28. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 906. Año 605º
  29. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 948. Año 1650º
  30. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 949. Año 1770º
  31. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 146º
  32. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 715. Año 1249º
  33. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 769. Año 3155º
  34. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 779. Año 2050º
  35. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1045. Año 427º
  36. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1045. Año 439º
  37. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 767. Año 2699º
  38. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 891. Año 330º
  39. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1054. Año 656º
  40. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1067. Año 632º
  41. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1055. Año 735º
  42. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1059. Año 498º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p


--Escuela Nacional de la Judicatura/Carmen R. Roa Gerónimo 10:25 4 Sept 2012


Saltar a: navegación, buscar