El Headrick de la ENJ

Liquidación por Estado


Contenido

Jurisprudencia

El procedimiento especial de liquidación por estado de daños y perjuicios (Artículos 523 y 524 Código Procedimiento Civil) persigue un propósito de celeridad y la sentencia que interviene debe reputarse como final y definitiva si los demandados fueron citados y no concurrieron a la audiencia ni impugnaron los documentos depositados por la parte demandante.[1]

Una sentencia que condena al demandado a pagar daños y perjuicios a justificarse por estado no puede causar agravio en el punto relativo al monto de la indemnización, pues la decisión se tomó en vista de que no había elementos de juicio idóneos para fijarlo.[2]

Cuando la Corte establece la existencia del daño, pero estima que su cuantía no se ha probado, no debe absolver al prevenido, sino ordenar que los daños se fijen por estado o fijarlos ella misma.[3]

El valor de unas vacas muertas en un accidente puede establecerse por el Juez sin recurrir a tasación por estado; el Juez está capacitado para actuar como perito de los daños en materia penal.[4]

Los daños materiales producidos por la muerte de un pariente cercano pueden ser apreciados soberanamente por los Jueces de fondo, a menos que estimen más conveniente una justificación por estado.[5]

Cuando existe el presupuesto de un taller de reparación, el Juez no está obligado a ordenar un experticio para evaluar el daño ni la justificación de la indemnización por estado.[6]

El Juez puede fundarse en un presupuesto del costo de restablecer un edificio incendiado, sin necesidad de ordenar su liquidación por estado.[7]

La Autoridad Portuaria Dominicana expulsó arbitrariamente al recurrido de las instalaciones que tenía arrendadas y éste demandó el pago de daños y perjuicios. La Corte de Apelación dictó sentencia ordenando que la liquidación se hiciera por estado. La Autoridad Portuaria alegó que la Corte de Ap. había fallado extra petita. Pero no es preciso que la evaluación por estado tenga que ser pedida por conclusiones. En todos los casos en que se solicita una indemnización, aunque sea de una suma fija, los Jueces, si estiman la existencia del daño, pero sin sentirse plenamente edificados acerca de su verdadera cuantía, tienen facultad para ordenar su liquidación por estado. (Artículo 523 Código Procedimiento Civil)[8]

Es correcto ordenar que las indemnizaciones de los propietarios de los vehículos accidentados sean justificadas por estado, a falta de someter presupuestos de las reparaciones y determinar el tiempo de las mismas, ni la depreciación.[9]
La Corte que, ante una condenación en daños y perjuicios por una suma fija, decide modificar la sentencia y condena al pago de daños y perjuicios a liquidar por estado, sin habérselo pedido ninguna de las partes, no falla extra petita, en razón de que, de conformidad con el Art. 128 del C. Pr. Civ. y del efecto devolutivo de la apelación, está facultada para ello. No. 13, Pr., Oct. 1998, B.J. 1055.

Si el Juez estima la existencia del daño, pero no se siente plenamente edificado acerca de su cuantía, tienen la facultad de ordenar su liquidación por estado.No. 176, Seg., Oct. 2006, B.J. 1151; No. 129, Seg., May. 2007, B.J. 1158.

Si no es factible para computar el reclamo el mecanismo establecido en el Art. 175, literales a y b, de la Ley 20-00 sobre Registro Industrial, la Corte puede disponer que las indemnizaciones se justifiquen por estado. Resulta incorrecto rechazar el recurso fundamentándose en que la interesada no había solicitado hacerlo por estado. No. 18, Seg., Jul. 2010, B.J. 1196.

Doctrina

  • No Encontrada

Referencia

  1. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 750. Año 1294º
  2. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 765. Año 2260º
  3. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 785. Año 607º
  4. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 785. Año 688º
  5. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 791. Año 1711º
  6. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 891. Año 433º
  7. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 897. Año 2071º
  8. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1055. Año 109º
  9. Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana. Boletín Judicial No. 1066. Año 353º

Bibliográfica

  • HEADRICK, William C. Compendio Jurídico Dominicano: Jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia durante el período 1970-1998 e índice de la legislación vigente en la República Dominicana. 2 ed. Santo Domingo: Editora Taller, 2000. 503p


--Escuela Nacional de la Judicatura/Carmen R. Roa Gerónimo 15:39 8 Ago 2012



Saltar a: navegación, buscar